Última hora

Loading...

martes, 2 de junio de 2009

Reflexiones sobre discriminación

Ayer nos “dimos por enterados” de que en nuestro país se sigue discriminando a las personas que sufren alguna minusvalía física por el mero hecho de sufrirla. Esto ha quedado reflejado en la sentencia que ha condenado a la compañía aérea Air Nostrum, (empresa que le hace los vuelos regionales a Iberia), al pago simbólico de una indemnización de 1€.

Según indica claramente la condena, esta compañía aérea dio un trato discriminatorio a tres personas con una deficiencia auditiva, no permitiéndoles embarcar en su vuelo Melilla-Madrid por según ellos: “medidas de seguridad”, ya que no podían oír las medidas a tomar en caso de emergencia.

Si dejamos al margen que estamos en el siglo XXI, con todos los adelantos tecnológicos que existen en este campo, (Audiovisuales), y que cuesta unos 0.05€ imprimir una cuartilla para que las personas con deficiencia auditiva puedan leer estas normas. No hay ningún motivo lógico para impedir a unas personas que no sufren ningún problema que les impida llevar una vida “normal” el acceso a un avión. Puede que sean sordos, pero no tontos y no se van a quedar a ver el espectáculo si todos los demás ocupantes de avión lo abandonan precipitadamente, por no mencionar que estas normas de seguridad en ningún momento aseguran nada, ya que si el avión se cae no tiene mucho sentido lo de tener un salvavidas debajo del asiento… (Perdón por lo malicioso).

Este caso ha salido a la luz publica por ser la primera vez que se condena a una compañía aérea por este tipo de caso, pero de todos es conocido los casos de doble billete para las personas obesa, o los pluses por carga de las personas que necesitan llevar una silla de ruedas o un doble juego de muletas, aunque esto este claramente marcado como ilegal en la legislación europea.

Por una vez, la legislación podía ir un poquito mas lejos y penalizar a estas compañías por la sobreventa de billetes, la anulación de vuelos sin previo aviso o la falta de espacio en los asientos, donde una persona de más de 1,70 cm. es imposible que acabe un vuelo intercontinental sin un trombo en una pierna. Pero claro, esto es mucho pedir ya que solo afectaría a las personas que nos podemos permitir un vuelo en turista pagado a medias entre el paro y los puntos de la travel y no a los que vuelan en 1ª con asientos reclinables, cava y caviar para pasar el vuelo.

1 comentario:

  1. Di que si, ya es hora de que se les meta mano y que podamos viajar de una menera cómoda sin que nos estafen.

    ResponderEliminar

Por favor, comenta con educación y respeto

Gracias

Related Posts with Thumbnails

Follow by Email

 
Ir Arriba